Presentación

¡Bienvenid@s!

¿Qué vais a encontrar en este blog? Bien, es sencillo. Seguro que cuando viajáis… os habéis fijado que, cada vez más, hay una serie de marcas y franquicias que están presentes y se repiten en la mayoría de ciudades. ¿Os imagináis una urbe sin una sola tienda de Inditex? Haberlas las hay pero… ¡qué raras!

¿Os habéis dado cuenta dónde se ubican? Grandes centros comerciales, calles turísticas y comerciales, centros históricos o edificios de enorme interés histórico-artístico. ¿Os habéis parado a pensar alguna vez por qué?

Nuestra sociedad avanza y cambia a un ritmo cada vez más frenético. Tenemos un sin fin de productos a escoger en un mercado globalizado y, por ello, existe una enorme competencia entre marcas. En consecuencia, las empresas deben captar la atención de sus clientes mediante un marketing que las diferencie de sus competidoras, ganándose la fidelidad del consumidor.

En ello, juega un papel esencial la imagen, y una parte importante de esa imagen depende del espacio físico en el que se venden los productos. Es cierto que cada vez compramos más por internet y más aún en una situación de pandemia mundial como la que estamos viviendo, pero la arquitectura y el diseño de interiores siguen siendo primordiales.

Según Amancio Ortega, fundador de Inditex y uno de los mayores multimillonarios de la historia, la mejor publicidad es estar en la mejor calle; unas palabras que pronunció para la Revista Raport en 2001. Y si a ello le acompaña un escaparate llamativo y una arquitectura monumental… ¡tenemos la clave del éxito!

Desde hace años, Inditex no busca precios “chollo” para invertir en un bien inmueble, sino edificios distintivos y en áreas céntricas y/o comerciales. ¿Qué mejor inversión entonces que edificios interesantes desde el punto de vista histórico-artístico e incluso declarados como Bienes de Interés Cultural?

Un maravilloso ejemplo declarado B.I.C. que alberga una tienda de Zara y el cual me ha inspirado para la temática de este blog es el Convento de San Antonio el Real de Salamanca, de mediados del siglo XVIII. Hace años, cuando lo visité, me quedé realmente sorprendida. ¿Por qué un templo religioso termina por convertirse en un “templo” de la moda textil?

En este blog postearé algunos de los ejemplos arquitectónicos más llamativos donde puedes encontrar tiendas de la firma, si bien en ocasiones citaré ejemplos que puedan ser interesantes de otras marcas del mundo textil como H&M, Mango… competidoras, pero pertenecientes todas ellas al llamado fenómeno fast fashion.

Realizaré un análisis histórico-artístico de los edificios, mencionaré datos curiosos de los mismos y deliberaré acerca de la buena o mala praxis de restauración, adaptación y uso llevados a cabo en cada monumento. Además, reflexionaré acerca de la pérdida identitaria de las ciudades con la instalación de franquicias y el cierre de sus negocios tradicionales; y como la arquitectura y el poder siguen estando puramente ligados. Solo que ahora en lugar de mostrar el poder de un emperador romano o un rey, refleja el de grandes empresarios.

Para terminar, os dejo las fotografías de un edificio zaragozano del siglo XX que me llama especial atención: los antiguos Cines Coliseo EQUITATIVA (Paseo de la Independencia nº 19), realizados por los arquitectos José de Yarza y Manuel Martínez de Ubago. Hoy el inmueble aloja una tienda de la firma Mango.

¡Espero que disfrutéis del blog leyéndolo tanto como yo haciéndolo!

También podéis seguirme en Instagram: @arq_coservacion_consumismo

¡Sigue mi blog!

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora